fbpx

La educación infantil es el nombre que se le da a la primera etapa de educación obligatoria, que cubre de los 0 a 6 años de edad. Esta etapa es fundamental para potenciar el desarrollo de las habilidades que necesita el niño o niña para su futuro.

La educación en la primera infancia es decisiva para el desarrollo cognitivo en materias de lenguaje, interpersonales, socioemocionales y para el crecimiento físico.

En Chile la educación inicial comienza desde los 85 días de vida, sala cuna, hasta el kinder, para luego comenzar la educación básica.

El principal objetivo de la educación infantil es lograr que el niño antes de los seis años pueda recibir una formación continua, sistemática y ordenada en un contexto favorable para que al momento de entrar al colegio tenga sus habilidades desarrolladas.

Es importante destacar que el cerebro antes de los 3 años tiene más potencial y es más eficiente a la hora de adquirir aprendizaje.

Acceso a la educación inicial.

La educación en la primera infancia no está totalmente asegurada para cada niño y niña del mundo, a pesar de ser la etapa más importante de la vida en cuanto al desarrollo cognitivo, emocional y social de las personas.

En los países desarrollados, las matrículas en los centros de educación infantil son los con más índices de inscripción y mayor rendimiento académico, esto vinculando directamente en las oportunidades de empleos que obtendrán en el futuro.

En cuanto a los sectores más carentes los niños y niñas comienzan su educación más tarde, teniendo escasos recursos para potenciar su aprendizaje, retrasando su evolución, debido a esto las posibilidades de que en el futuro abandonen el colegio son mayores.

Señalando además las diferencias de género que existen al momento de nacer, estas influyendo en gran medida en el aprendizaje del infante y sobre todo en cómo adquiere los conocimientos educativos.

Acceso a la educación inicial en Chile.

En Chile los párvulos entran a los 5 años de forma masiva al sistema educativo a pesar de que las salas cunas y jardines infantiles pueden recibir niños desde los 3 meses de vida.

En la encuesta CASEN del 2015 en cuanto a la educación entre los 0 y 5 años señala que solo el 50,3% asiste a clases. La población de 4 a 5 años indica que el 90% asiste.

Por otro lado los niños que no asisten a el jardín infantil o sala cuna, se argumenta que «no es necesario porque lo cuidan en la casa» con un 77,7%.

Importancia de la educación inicial.

– Los primero 6 años de vida se desarrolla el cerebro, donde es importante estimular el desarrollo auditivo, visión, olfato, destreza social y física, emocional y mental.

– Durante estos primero años el cerebro está más dispuesto a adquirir nuevos conocimientos y estímulos.

– Las educación en la primera infancia aporta al individuo una formación más autónoma, responsable y crítica.

– El estar inserto en un contexto donde debe relacionarse con otros estudiantes, el niño desarrolla una serie de aprendizajes como el respeto, la comunicación, el esperar y/o el compartir.

Los objetivos más importante de los jardines infantiles y las salas cunas es educar a niños más seguros de sí mismos, potenciar su creatividad, que logren desarrollar sus capacidades al máximo y que comprendan su entorno natural y social.

Author

Write A Comment