fbpx

En el último tiempo la ciudadanía cada vez se hace más escuchar a través de plataformas digitales, actualmente se han creado sitios web donde se puede participar democráticamente sobre diferentes temas para canalizar la opinión de las personas.

Una de las más conocidas a nivel mundial es Change.org plataforma que cumple el rol de blog y de acoger peticiones públicas por internet ya sean de carácter cívico, reformista, social o reivindicador. Esta plataforma es utilizada principalmente para la presión social cuyo rol no reemplaza las iniciativa legislativas populares ya que sus solicitudes y resultados digitales no son válidas legalmente.

Change.org comenzó a funcionar el 7 de febrero del 2007, creada por Ben Rattray con apoyo de Mark Dimas, Darren Haas y Adam Cheyer.

Las demandas solicitadas en Change.org han tenido resultados positivos, logrando conseguir muchas de las peticiones.

Actualmente la plataforma trabaja con más de 1.000 organizaciones sin fines de lucro y organizaciones no gubernamentales del mundo.

Algunas peticiones que destacaron fue la del Movimiento 15-M cuando en mayo del 2011 las movilizaciones del Movimiento 15-M y Democracia Real Ya por el desalojo de los Mozos de la Escuadra se llevó a cabo la petición «Exige la dimisión fulminante del Conseller de Interior Felip Puig por la violencia utilizada en Pza. Catalunya».

Una plataforma chilena.

De la misma forma y por la contingencia que se vive en Chile en los últimos días, César Hidalgo ingeniero y científico chileno del MIT, tomó la iniciativa de crea Chilecracia, plataforma experimental de participación digital que obtiene información sobre las demandas y propuestas ciudadanas mediante su votación.

Se definen como un esfuerzo ciudadano independiente, no es un partido político, ni un mecanismo de participación oficial.

La plataforma funciona a través de ranking basada en comparación de pares, es decir las personas deben elegir entre dos ítems, ya que es una manera más sencilla incluso para participar a través de celulares. La página aloja más de 4.000 pares y cada voto es guardado por lo que el o la usuaria puede detenerse si lo estima conveniente.

Los resultados son tomados para crear una red donde se establecen rankings de prioridades que luego son analizados según algunas variables (sexo, edad. región, orientación política).

Es importante mencionar que los resultados obtenidos, no son representativos de la población debido a que es una participación abierta a quien quiera participar.

Chilecracia trabaja con un algoritmo llamado TrueSkill, en cada comparación el algoritmo suma puntos al ganador y resta al perdedor.

Los datos obtenidos por los rankings serán publicados y estarán disponibles para quien los necesite. Además que todo es en forma anónima, solo se piden datos generales para una mejor evaluación de los resultados.

Muestra de resultados https://chilecracia.org/resultados

Nuevas propuestas.

Chilecracia cuenta a la fecha con 90 propuesta ciudadanas obtenidos de expertos en políticas públicas y de las demandas en redes sociales.

«Nuestro objetivo, sin embargo, es crear una plataforma que permita actualizar estas propuestas de manera recurrente» señalan.

La eliminación de propuestas dependen del ranking, las 10 con menos puntajes se irán de baja, mientras que las 5 que queden obsoletas (según la contingencia) también se eliminarán.

Luego se van a incorporar 15 nuevas propuestas que serán escogidas a través de un Caja de propuestas, Twitter y Grupos expertos.

Constituciones del mundo.

La plataforma digital Chilecracia además cuenta con una herramienta que entrega datos sobre las constituciones del mundo «The Constitute Project» solo ingresando palabras claves, por ejemplo «Libertad de Expresión» y automáticamente se mostrarán los párrafos de cada constitución donde se habla del tema requerido.

Hoy Chilecracia cuenta con 3.150.038 votos registrados.

Author

Write A Comment