fbpx

La música es un conductor de emociones, nos puede hacer llorar, reír o ayudar a los niños a dormir, pero también es un recurso fundamental en el aprendizaje. Es así como cada día salen a la luz más estudios que demuestran que la música mejora las capacidades cognitivas de los niños.

De acuerdo a Jonathan Buldoc, investigador de la Universidad de Montréal, el unir la música con la escritura ayuda a desarrollar la conciencia fonológica, comprender los ritmos, sílabas y los fonemas.

También ha observado que el aprender música causa un impacto positivo mejorando la memoria, es así como se puede ver que los niños y adultos que han trabajado la habilidad musical tienen más desarrollado el lóbulo izquierdo, liado a la memoria verbal.

Música durante la infancia.

La música ayuda a mejorar el pensamiento abstracto desde la infancia, si al niño o niña se le estimula con juegos rítmicos, actividades de escucha o discriminación sonora antes de que entre al colegio su conciencia fonológica se desarrollará antes. El que practique música ayuda a mejorar las habilidades motrices como la orientación espacial o los gestos. También es importante destacar que la música permite que los menores puedan progresar en el desarrollo de cómo expresar sus emociones.

Por esta razón los científicos comentan que el escuchar o practicar música de manera regular,  ayuda a desarrollar la plasticidad cerebral, mejora la memoria, reduce el estrés y retrasa el envejecimiento cognitivo.

Además cabe señalar que lo estudios arrojan que ninguna persona es no musical, es por ello que con un poco de práctica cualquier persona es capaz de desarrollar percepción del ritmo, las alturas o las formas musicales.

El valor de la música en el aprendizaje no interfiere en la complejidad de esta, por lo que música básica o compleja ayudará al menor en su desarrollo.

Mejor concentración y memoria.

La música tiene la capacidad de estimular áreas del cerebro que de otra forma sería muy difícil. En virtud de ello todas las personas que han tenido una formación musical de temprana edad tienen mejor capacidad para concentrarse y mayor atención que el promedio de la gente, también se demuestra que son más constantes y tienen mejor disciplina a la hora de desarrollar alguna actividad.

Las habilidades musicales ayudan a mejorar la memoria y es fundamental en tres aspectos: la memoria visual, la memoria muscular o gestual y la memoria auditiva. Si esto se entrena a diario otros aspectos de la vida van a mejorar.

El rol de los profesores.

No obstante ninguno de estos progresos podrían ser efectivos sin la ayuda de un docente, por lo que es clave la enseñanza de estos conocimiento y habilidades, transmitiendo esta disciplina y potenciando al estudiante a desarrollar interés por el área, así como también a crear actividades didácticas entorno a la música y los sonidos.

Música y el estrés.

Escuchar música reduce el estrés por ello muchos médicos recomiendan la música a las personas que sufren de estrés o ansiedad. La música ayuda a generar endorfinas, también mejora el desarrollo motivacional, el placer y la recompensa.

A pesar de todos los beneficios que entrega la música en el aprendizaje aún no es considerada como inteligencia intelectual, cuando se ha demostrado que la música estimula la inteligencia en su totalidad.

Author

Write A Comment