fbpx

A nivel mundial se está implementado la inteligencia artificial en los museos, desde robots y pantallas hasta chatbots y análisis de datos de los visitantes. En Chile ya está presente esta innovación en el Museo Interactivo Mirador (MIM) inaugurando dos salas; una de Realidad Virtual y otra de Inteligencia Artificial.

La sala de Realidad Virtual se ubica en el edificio “Túnel Universo” espacio dedicado a la familia, teniendo una amplitud para 10 personas donde podrán hacer un recorrido espacial en una nave.

La aventura se inicia en el Cerro San Cristóbal, donde la nave despega hacia el cielo recorriendo los parajes de la astronomía, desde ahí los participantes pueden elegir alguna constelación basado en los signos zodiacales o bien pueden orientarse en un barco y buscar la Cruz del Sur.

La sala de Inteligencia Artificial se ubica en el edificio principal. Esta zona pudo llevarse a cabo gracias a Google quienes presentaron el proyecto al museo, el que tendrán una duración de 1 año.

Es un pequeño espacio que se ubica bajo las letras que dicen “INNOVACIÓN” y se pueden encontrar 4 módulos donde se encuentran las actividades relacionadas a la Inteligencia Artificial. Se espera que este proyecto involucre a los niños a querer explorar la ciencia y las tecnologías.

Imagen Referencia

Las Actividades de los cuatro módulos.

Al entrar al edificio donde están ubicados los módulos, rápidamente se puede acceder al primero donde muestra las cuatro actividades disponibles de carácter artístico, donde se puede elegir: “Semiconductor”, “MoveMirror”, “Al Duet” y “QuickDraw”.

Semiconductor; permite convertirse en un director de orquesta. El módulo tiene la capacidad de leer los movimientos de los brazos del participante y así puede controlar desde el volumen hasta los instrumentos de la pieza musical.

MoveMirror; también tiene incorporado el lector de movimientos. La pantalla se divide en dos, por un lado se muestran imágenes que imitan los movimientos corporales, y por el otro se ven las imágenes del participante moviéndose.

Al Duet; donde se puede vivir la experiencia de tocar un piano virtual en la pantalla, que se basa en el aprendizaje automático con música ya existente.

QuickDraw; actividad donde el módulo interactúa como un participante más de “Pictonary”. El participante utiliza la pantalla táctil y la Inteligencia Artificial intenta adivinar el objeto que se retrata. Estos dibujos son los únicos que quedan registrados en una base de datos y que pueden ser compartidos en las RR.SS a través de la misma pantalla.

Imagen referencia

Museos del mundo y la Inteligencia Artificial.

La forma de interactuar en el mundo está cambiando las instituciones del mundo.

Los avances son cada vez más grandes, es por eso que incluso ya existen robots que cumplen el rol de guía, narran historias, responden dudas, bailan, incluso pueden tomarse una selfie junto al visitante. Por ejemplo en tres museos del Smithsonian Institution de Washington existe Pepper.

Otro ejemplo es en un museo de Florida, Estados Unidos, el Museo Dalí en St Petersburg, donde se utilizó la Inteligencia Artificial para recrear a Salvador Dalí quien recorre las salas junto a los asistentes explicando de qué trata cada espacio.

No solo se están utilizando robots, otro recurso que está llegando a los museos son los chatbots, tecnología que permite tener conversaciones mediante respuestas ya establecidas. Es así como en el Museo del Mañana, en Río de Janeiro utilizan estos avances.

Así mismo en el Museo Nacional de Antropología en México utilizan esta misma tecnología con 11 piezas, donde existen 22 mil respuesta sobre estos objetos.

Es así como la tecnología puede ser implementada en cualquier área con el fin de mejorar las experiencias de los visitantes y poder recopilar datos a favor de los museos para conocer a sus usuarios.

Author

Write A Comment